Llega Ávila Camacho al poder 1940 a 1946".
Hechos y Palabras, junio 2009. Segunda Parte

Dr. Echaide

Por: Enrique Echaide García.

Llega Ávila Camacho al poder l940 a l946.
Antes de la llegada al poder de Ávila Camacho, el último general presidente, la derecha se volvía  a presentar en forma legal al registrarse el Partido Acción Nacional, PAN un año antes en 1939, el 14 de septiembre. Se trataba de un partido que provenía de la clase media ilustrada, como su fundador Manuel Gómez Morin, quien se había destacado desde la Preparatoria Nacional formando parte del grupo del Ateneo de la Juventud, donde curiosamente se encontraba también un joven de ascendencia aristocrática Vicente Lombardo Toledano quién fundaría el 20 de junio de 1948, el Partido Popular Socialista. Así un joven de clase media fundaba un partido al servicio de la derecha y por otro lado el joven aristócrata, fundaba un partido de izquierda.

La hoja de meritos del joven general era que había eliminado a saturnino cedillo que seria el último levantamiento armado contra Cárdenas, en San Luis Potosí. Asimismo se trataba de un militar con apariencia de civil, que siendo católico declarado le iba bien con la estructura del PRM diseñada por Cárdenas, que no quería problemas con la Iglesia, por otro lado el sucesor directo del cardenismo Francisco J. Mujica, no había recibido el apoyo de la CTM, ni de EUA, al haber redactado el documento de la expropiación petrolera .
Cárdenas entendió que seguía con su línea designando a Mugica, el  nuevo partido de Estado, el PRM se debilitaría, en un momento que se avecinaba coyuntural ante una derecha que se empezaba a fortalecer para los comicios electorales, con la fuerza resentida por la derrota de la guerra cristera, diez años antes en 1929,  que encabezaba un fascista disfrazado el general Juan A. Almazán, personaje con tendencia al cambio radical, ya que de haberse iniciado como maderista, se volvió después seguidor de Huerta, y que se había vuelto a acomodar en el poder enfrentando  las rebeliones  Delahuertista y Escobarista, que se veían perdidas contra el Grupo Sonora, y  que después había llegado a ser el jefe del Departamento de Salubridad Pública con Cárdenas.

Una vez que Avila Camacho, fue ungido por las musas para ser el candidato, demostró sus “meritos en campaña”, al nombrar a su equipo de derecha, para ganarle la batalla a la ultraderecha.
Su batallón, lo encabezaba un joven “señal de los nuevos tiempos”.. abogado, empresario, joven civil universitario, y  pro yanki. Miguel Alemán, el cual formaría el Comité pro Ávila Camacho, que se encargó de negociar, coptar el voto y relacionarse con el grupo Morgan de E.U.A. que le ganaría la segunda guerra mundial a la Banca de Berlín.

Ávila Camacho, desde el inicio de su mandato, quiso  recuperar el ánimo de la oligarquía al hacer su primera declaración a los medios “Yo soy Católico”. De tajo esta frase, rompe con el esquema socializante de su partido que empezaba en ese 1940  a ver a la Revolución Mexicana,  como la Utopia Cardenista, al mismo tiempo que  se daba por terminada la construcción del Estado en su ultimo proceso que había iniciado en 1915. Así la consolidación del nuevo Estado mexicano, de 1915 a 1940, ofrecía la estructura de poder necesaria  para favorecer a los grupos oligárquicos y enfrentarse al pueblo que dejaba asi ver ir la última oportunidad de ser protagonista en la toma de decisiones del país.

El camino trazado por el ultimo presidente militar, parecía dirigido por el propio Miguel Alemán, desde la Secretaria de Gobernación.  Se abrió la entrada al capital foráneo, se creo la Oficina de la Pequeña Propiedad dando al traste con el Ejido, al anteponerle nuevos latifundios con prestanombres en calidad de pequeños propietarios. Asi mismo en el ámbito social, se acabo de consolidar el “modelo corporativista de Mussolini”, al organizar a la población en organizaciones propias a su sector productivo, el campesino con la CNC, el popular con la CNOP, y el  obrero con la CTM .

Estas organizaciones sectoriales se encargarían de coptar el voto de sus agremiados a cambio de rebanadas de pastel en forma de curules en el poder legislativo.

Miguel Alemán 1946 1952.
Un presidente que llegó con el apoyo de los nuevos tiempos, avalado por la Panamericanización. que Estados Unidos habían generado para recobrar su poder en America Latina al final de la segunda guerra mundial.  Llegaba al poder un joven licenciado, que como recuerda el pueblo: “robo, pero dejo robar”.  A propósito el escritor William Burrohus, describe indirectamente, el mandato de Alemán, en su novela autobiográfica -Yonki, cuando narra  la corrupción ejemplificada desde Palacio Nacional, donde en los “pasillos se veia como se inyectababan los brazos de morfina”.

Alemana, ambicioso, en los 6 primeros meses de gobierno, destituyo a 6 gobernadores de la vieja guardia, consolidando desde el principio su poder, al grado de que al inicio de su cuarto año de su mandato, en febrero de 1950, comenzó a correr el rumor, en el PRI de su interés de modificar la constitución para preparar su reelección. Ante su inminente auto-destape, le sale al paso otro militar.

Pero la nueva realidad, como dijimos antes, exigía a un civil y el general Cárdenas, le ayudaría al licenciado a quitarle de enfrente a Henriquez, para que  el joven presidente “dejara por las buenas la presidencia  en el lapso sexenal”. Aún asi, Alemán en su afán de poder, aprovecho el Interregno, lapso constitucional donde hay un vacío de poder entre el cambio de presidentes, y mando al hospital militar a su paisano sucesor Ruiz Cortínez, para ayudarlo a bien morir, y de nuevo Cárdenas se le presento, pero esta vez en persona en Palacio Nacional para pedirle que reconociera el mandato sexenal, con la amenaza de soltarle a la casta militar. Miguel Alemán, al inicio del gobierno siguiente salio rumbo a Europa, con el oro de la nación, esta vez transportado en barco y no en tres furgones  ferroviarios como lo hiciera Carranza en 1920.

Adolfo Ruiz Cortines 1952 a 1958.

A dos años de su mandato tuvo que hacer pagar a la Nación la factura del alemanismo, y con la ayuda de su Secretario de Economía Loyo, y con la diplomacia de Carrillo Flores en Hacienda, anuncio, para sorpresa hasta del Fondo Monetario Internacional, la devaluación de 8.40 a 12.50. El pánico se apodero del pueblo que vió mermado su poder adquisitivo en un 53 por ciento.

El presidente viejito, y de moñito, como se le decía, supo desde mediados de su mandato en 1955 quien iba a sucederlo, pues desde ese año, y hasta el final de su mandato se darían un cúmulo de problemas laborales, producto de la devaluación. Así, en el campo el mal reparto agrario, se convertía en invasión de tierras por grupos campesinos en Baja California, Colima, Nayarit, Sinaloa, y Sonora . Y  en las urbes, las huelgas del año 58 realizadas por ferrocarrileros, telegrafistas, maestros,  telefonistas, mineros y electricistas.
Todos estos sucesos fueron reprimidos, y luego negociados a favor del Gobierno  por el Secretario del Trabajo, su tocayo Adolfo López Mateos, el cual gobernaría al país  en el siguiente mandato.

López Mateos, 1958-1964
Desde el principio puso en practica el refrán de “candil de la calle, obscuridad de su casa”. Con la ayuda de su Secretario de Gobernación, Díaz Ordaz, pudo ir resolviendo problemas internos, como la aplicación  de la No Libertad de Expresión al encarcelar al pintor Siqueiros, y el asesinato del líder agrario Rubén Jaramillo, el cual seria masacrado con todo y familia.

Asimismo, en el ámbito internacional, en 1962, se generaba la “Crisis de los Misiles, que estando el presidente hospitalizado, por una mas de sus migrañas,  producto de un tumor en el cerebro, que le costaria la vida, años después, le permitió a Díaz Ordaz poner en claro al mundo la posición de México por medio de la No Intervención y la Autodeterminación,  pudiendo aprovechar al canciller Antonio Carrillo Flores, para que en la OEA sellara el tema.

López Mateos al salir del hospital y dimensionar la  posición inteligente de México ante este grave problema mundial, no dudo en quien iba a sucederlo De esta forma, el poder ejercido por un presidente carismático, pasaba al menos carismático de la historia del pais.

Luis Echeverria. 1970 1976.
La designación de Luis Echeverria, fue obra del mismo Echeverria, que tuvo la capacidad para conocer perfectamente la personalidad de Díaz Ordaz, y se encargo de construirle y destruirle problemas desde la Secretaria de Gobernación. Uso como nadie al Fouche mexicano (sic) Fernando Gutiérrez barrios para ver, analizar y reprimir de forma brutal e inteligente 2 contradicción propia de su régimen 2 los brotes sociales en su contra. El asunto del 68, fue el ejemplo nodal de cómo Echeverria, sacaba provecho de la paranoia de su jefe, que veía comunistas hasta en el refrigerador. La señal para el nuevo candidato, se daría en el último informe presidencial de Díaz Ordaz, que asumió toda la responsabilidad, histórica, política , moral y ética de los sucesos del 2 de octubre.

Echeverría, una vez que fue designado “el candidato oficial“ se metamorfoseo de silente y sereno a Oligofrénico aderezado con anfetaminas. Se sabe que en las reuniones maratónicas en los pinos, no se levantaba ni para ir al baño, los fármacos antidiuréticos y los pañales se lo impedían. El presidente Allende, en su visita a nuestro país, fue victima e Guadalajara  de una arritmia cardiaca, por quererle seguir el ritmo a Echeverria, sin anfetaminas. Su único error, que le pudo costar el ser Defenestrado, lo provocaría el mismo en su gira presidencial cuando en un afán por “dezasordizarse" (sic), pidió en un acto en Morelia un minuto de silencio por el dos de octubre en Tlatelolco, en la misma capital de Michoacán, donde se había iniciado la represión estudiantil. Díaz Ordaz y el Ejército se molestaron al máximo, pero la maquinaria del PRI se había echado a andar, y lucia bien en la campaña este tipo de farsas, que serian la tónica del siguiente mandato. El 19 de octubre de ese 1970 a mes y medio de su toma de posesión moría Lázaro Cárdenas, la única autoridad moral dentro y fuera de México para parle el alto. No hay que olvidar que Lázaro Cárdenas, había sido escogido por Bertrand Russell para ser el único en representar a nuestro país en la Comisión Internacional de los Derechos Humanos, en 1945.

Echeverria al igual que López Mateos logro buena imagen con su política exterior de la mano de su canciller Alfonso García Robles, quien a la postre sería premio Nóbel de la paz. La apertura a los refugiados de la barbarie militar en América Latina, lo hicieron suponer en ser premio Nóbel de la paz, idea que se le magnificó cuando en el seno de la ONU pidió en 1975 que el mundo rompiera relaciones con España, ante el último acto de barbarie, del para entonces agonizante Francisco Franco.

La política interior fue   su  enorme contraparte, ya que desde que inicio su mandato México se convertiría en el triste precursor de la llamada Guerra Sucia, considerada así  por la desaparición de las víctimas, que son evidencia, y cero coherentemente su mandato, con un acto de intolerancia a la libertad de expresión, con el suceso conocido como “el golpe a Excelsior” único periódico que criticaba con valor e inteligencia los actos de los gobiernos. Su oligofrenia fue tan grande, que lo confundió y esa imagen se la dejo ver a la oligarquía mexicana que junto con la inversión extranjera, retiró sus capitales, iniciando la crisis que desde 1976 ha sido continua.

José López Portillo. 1976-1982
El dedazo de Echeverría, se orientó a su secretario de Hacienda, por el problema financiero, también de su autoria, asimismo esta decisión iba de la mano con el enfrentamiento con Jesús Reyes Heroles, que desde el CEN del PRI le puso el alto al vislumbrar su ánimo de reelección. Echeverria logró a cambio el gusto de destapar a su sucesor a espaldas del PRI. Reyes Heroles, probo en si mismo su frase clásica. En política, “la forma es el fondo”.

Miguel de la Madrid Hurtado.1982-1988
Su designación, al igual que su antecesor, tuvo la misma lógica, había sido en lo obscuro el encargado de paliar sin lograrlo, la crisis económica desde la nueva Secretaria de Programación y Presupuesto, que sustituía a la otrora de la Presidencia, y en el ultimo año del mandato de López Portillo, sale a los reflectores. Al igual que la designación de Miguel Alemán, los nuevos tiempos esta vez también, debían obedecerse, y esta vez ,requerían a un economista, tecnócrata, que pudiera entenderse rápidamente, con los designios del Fondo Monetario Internacional. La profecía de un presidente de los EUA, de  principios del siglo XX, que dijo. “dentro de poco no será necesario invadir a México, bastara con que sus jovenes ilustrados estudien en nuestras universidades, para que piensen como nosotros, y hablen como nosotros, para así controlarlos pacíficamente”…

Carlos salinas de Gortari. 1988-1994.
Su fuerza empezó desde el 1982, al frente de la Secretaria de Programación y Presupuesto, donde diseño para su jefe de la Madrid, el Plan Nacional de Desarrollo, que sería el documento rector para mantener la confianza de la Banca Internacional, y de la oligarquía mexicana. Desde el inicio del mandato de Miguel de la Madrid, aparece a favor  del joven secretario, una carta de adhesión, en  la revista Nexos, que le procuran todas las organizaciones del Estado, y es que Salinas, desde su puesto empezaría a hacer los amarres a su favor condicionando el presupuesto, desde el poder municipal, pasando por el estatal y federal. Su designación, la recordaría  De la Madrid en una entrevista años después.  “Es el miembro de mi gabinete con mayor consenso, proyecto mas claro de gobierno, trabajo de colaboración y cumplimiento de lo que yo quería, de lealtad, de defensa de mis tesis”.

Con esa misma lógica, salinas iba a  designar a su sucesor Colosio, al cual le había creado una Secretaria SEDESOL,  pero al ver como  este  sonorense entrón, se saltaba las trancas tuvo que aceptar sustituirlo, por uno mas tecnócrata, que había estado también en Programación y Presupuesto, donde demostró su capacidad tecnocrática, y en la SEP, donde puso en práctica su incapacidad para diseñar los  contenidos de los libros de texto gratuito, pero también su  capacidad para  negociar y reprimir, al asociarse con Elba Esther Gordillo para tronar a las secciones mas combativas y “estorbosas” del SNTE.

De esta forma, Zedillo  con el apoyo de supersecretario Jean Marie Córdoba Montoya, que lo video-destapo, llegaba a ser el candidato sustituto que, a pesar de su debilidad política limitada a un dou de jovenes políticos, Moctezuma y Serra Pucherra Puche, llegaba al primer plano de la política nacional.

Vicente Fox Quezada. 2000 2004.
En un espacio d e información privilegiada, conocido como La Gaceta Púrpura, se presento a Fox como el  presidente del año 2000, lo curioso de esta información es que era de 1994. Quizás se analizaban escenarios que dejaban ver el malestar del F.M.I, y de la población en general, de que siguiera el PRI en el poder.
Fox era la representación de la ultraderecha en el PAN. Bronco, aguerrido, se había metido a la política siguiendo a Clohutier, “El Maquio”. Su triunfo fue anunciado por el presidente Zedillo, que en cadena nacional le madrugaba al mismo IFE, y le daba la espalda a su partido. Las imágenes mediáticas del triunfo, celebrado por el pueblo en las principales plazas del país, antes de los resultados oficiales, hicieron que el PRI parara todo el voto duro que venia bajando de las sierras, con la posibilidad de darle el revéz a los resultados a favor de su candidato Labastida. El PRI se quedo, vestido y alborotado, y Zedillo se dejo ver como el primer presidente republicano del nuevo siglo.

Felipe Calderón Hinojosa. 2006-2012.
Su designación fue producto de la revancha del PAN y los panistas a los foxistas de ultraderecha. Después de su destape, hecho en Jalisco, el estado mas cristero del país, fue despedido por fox. Desde el interior del PAN Calderón hizo alianzas con los panistas de cepa colorada, que habían seguido a su fundador Gómez Morin y al mismo padre de Calderón. Y contra todos los pronósticos de la opinión publica, gano la elección interna de su partido, y después la elección federal mas fraudulenta de la historia, pero que dejaba tranquilos a todos los miembros de la oligarquía, que esta vez veían como un hecho la posibilidad de que ganara democráticamente un candidato populista encabezando a un partido de izquierda.

Conclusiones:

Con todo lo anterior podemos concluir con dos planteamientos, el primero estrictamente relacionado con el tema de la lógica del tapado y es el de que, la sucesión  presidencial, se decide a favor del miembro del gabinete, que por su delimitación administrativa resuelva los problemas nodales  del sexenio, entendiendo que, en ese trato cotidiano, se despierta la amistad política del señor presidente. Asimismo, las dos únicas ocasiones en que los candidatos favoritos de los presidente en las sucesiones de  Cárdenas con Mugica, y Fox  -Creell, tuvieron que aceptar ser modificadas, por los consensos al interior de sus partidos políticos.

La segunda conclusión, es sobre la base del actual escenario político. Que nos permite plantear que con el abandono  de los  grupos que apoyaron  la campaña de Calderón en su lema “el presidente del empleo”, ha sido el factor primordial para que, en México, se viva  el vacío de poder  mas grande de nuestra historia, que se refleja en una desconfianza total a todas instituciones dentro y fuera del Estado, cabe señalar como dato, que hoy día mayo del 2009, existen cerca de 400 casos de asuntos de mexicano, llevados ante La Corte Interamericana de los Derecho Humanos, con sede en Chile.

Aunado a todo lo anterior, este enorme vacío de poder, esta siendo llenado por “los antivalores”, que han sido capitalizados, por distintos grupos, el Partido Verde Ecologista de Mexico, el cual recién ha incrementado sus seguidores hasta en un 20 por ciento, haciendo una campaña política, con docudramas de propaganda negra.
Este malestar, regenerado por la recién epidemia de Inluenza, no ha encontrado puntos catárticos para liberar la olla de presión, que sigue conteniendo energía negativa para el gobierno y los grupos oligárquicos que lo sustentan ,y que dejan ver como simple escenario, una  temporal llegada al poder de los militares, que llamarían al orden, por el bien de la Patria, mientras, no se mejore la situación" y es que además el  presidente Calderón, desde el inicio de su mandato, se hizo rodear de los militares, que dicho sea de paso, no han bajado tanto de popularidad, para no poder aspirar a tomar el poder.

De esta forma el escenario electoral del 2012, dejará ver de nuevo al haltzhaimer de los votantes al dejar que recupere la presidencia el PRI. Pero esta vez,  hay que tener presente que  "donde aparentemente no pasa nada, está pasando absolutamente todo"...